• A menos que te niegues expresamente, Google tiene previsto ser el propietario de tu cuenta, cuyo proceso empezará de forma automática a no ser que manifiestes tu rechazo.
  • Esto afectará sobre todo a las cuentas pequeñas y agencias, lo que puede poner en peligro su gestión tradicional de su negocio.
  • Puedes leer más aquí.