La Tierra es el lugar donde habitamos más de 7,71 miles de millones de personas, un número inimaginable ¿verdad? Cada uno de nosotros tenemos un papel fundamental: cuidar el medioambiente en el que vivimos. Y no me refiero a mantener limpios nuestros hogares, si no a respetar y llevar un ritmo de vida sostenible.

Son datos que a simple vista asustan, por eso, en Adbibo nos hemos unido para aportar nuestro granito de arena porque sin Planeta no hay futuro.

El pasado 5 de junio fue el Día Mundial del Medioambiente y nos propusimos ser una empresa comprometida con el entorno. Es más, ese mismo día instauramos en Adbibo los cubos de reciclaje básicos: marrón para la orgánica, amarillo para los plásticos y el azul para el papel y cartón. Por supuesto no nos olvidamos del contenedor naranja para reciclar lo inorgánico, como puede ser un botón de camisa o un mechero.

Nuestra empresa sabe perfectamente que no basta con reciclar, reciclar es la tercera regla de las 3R: primero reduce, luego reutiliza y después recicla.

Es por lo que hemos creado un pequeño proyecto donde recogemos 12 buenas prácticas para cuidar el medioambiente que día a día llevamos a cabo en Adbibo.

¿Se parecen a las tuyas? ¡Dinos a cuántas te unes!

AGUA

  1. El agua de Madrid tiene una calidad óptima, por lo tanto, cada uno de nosotros utiliza un vaso de cristal o una cantimplora para beberla. También disponemos de dispensadores, ya que de éstos el agua sale más fría, así no desperdiciamos el agua del grifo “dejándola correr”.
  2. El agua sobrante de nuestros vasos al final del día va para las plantas de la oficina o para prepararnos el último café de la tarde.

RESIDUOS

  1. Hacemos uso de los 3 cubos de basura recientemente implantados, si hay alguna duda sobre dónde va cada residuo, disponemos de una guía muy útil que nos indica cómo proceder.
  2. Generamos basura que no van a ninguno de estos cubos como pueden ser las pilas, por eso cada mes nos encargamos de llevarla al contenedor correspondiente o al punto limpio.

PAPEL Y CARTÓN

  1. En Adbibo reutilizamos el papel impreso que solo hemos utilizado por una cara. Tenemos una caja destinada para depositar estos papeles y así darles una segunda vida.
  2. Solo contratamos proveedores alimentarios que nos traigan fruta fresca en cajas de cartón (no de plástico) y otros que nos traigan la compra en bolsas de papel reutilizado.
  3. Hemos incorporado a las firmas un aviso para recordar a nuestros contactos que no impriman nuestros emails si no es estrictamente necesario.

PLÁSTICO

  1. Estamos reduciendo el uso de los vasos de plástico, desde hace unos meses cada uno de nosotros utiliza los de cristal o su cantimplora personal. Poco a poco, acordaremos con el proveedor del agua que no traiga vasos de plástico, pues son de un solo uso y nos alegramos de que el Parlamento Europeo los haya prohibido.
  2. Adbibo pone a disposición de los empleados bolsas de tela para uso propio. ¡Vienen genial para hacer la compra! De hecho, según Greenpeace, el uso de bolsas reutilizables hace que, como mínimo, nos ahorremos 144 bolsas de plástico de un solo uso que hubiésemos consumido por persona cada año. Cada pequeño gesto cuenta.

LUZ

  1. Adbibo cuenta con unas oficinas muy luminosas. Intentamos en la medida de lo posible no encender la luz artificial.
  2. Nunca dejamos la oficina tras la jornada laboral sin haber apagado todos los equipos y las luces.

COMIDA

  1. Cada semana salvamos comida gracias a aplicaciones como Too Good To Go que nos ofrecen menús a un precio más bajo con el fin de no desperdiciar los alimentos. Además, nos encargamos de llevar nuestra bolsa de tela corporativa y si no, el establecimiento nos da una de papel reciclado.

 

Pero esto no acaba aquí, tenemos que seguir añadiendo y sobre todo cumpliendo estas prácticas. Entre nuestras próximas acciones para cuidar el medioambiente se encuentra la de cambiar el papel de secarse las manos por toallas y conseguir eliminar los plásticos de un solo uso. ¡Aceptamos sugerencias!

Como habéis podido leer, es en los hábitos donde debemos cambiar el chip. Somos la sociedad de lo quiero y lo tengo, lo uso y lo tiro; debemos cambiarlo.

Al ir a la compra di no a las bolsas de plástico y llévate una de tela. A la hora de comprar fruta, no la compres envasada, recordemos que la propia fruta se protege a sí misma y no necesita de plásticos. Lleva tu botella de aluminio reutilizable allá donde quieras y rellénala de agua del grifo, si en tu zona no es potable, existen filtros de carbón activo de bambú para limpiarla. Reduce y reutiliza ropa, las tiendas de segunda mano son siempre una buena opción. Por último, incentiva a otras personas a unirse. Al principio parece difícil, pero no hay nada mejor que abrir la mente a algo tan sencillo como es cuidar el Planeta en el que vivimos y en el que vivirán nuestros hijos, sobrinos y nietos. No hay Planeta B.

Si nosotros hemos podido, vosotros también ¡no hay excusas! Seas una start-up, una empresa mediana o grande, el compromiso es mundial. No queremos destruir la fauna y la flora, no queremos bañarnos en verano rodeados de plásticos y no queremos respirar aire contaminado… ¡Todo suma!

¿Quieres saber cuánto conoces realmente sobre reciclaje? Evalúa tus conocimientos en este test.

Y tú, ¿por dónde vas a empezar a cuidar el medioambiente? ¡Cuéntanoslo en un comentario!